logo-kraft

TIPOS DE VUELO EN PARAPENTE

¿QUÉ ASPECTOS HAY QUE TENER EN CUENTA?

Debes saber que todo parapente que hay en el mercado ha superado las pruebas de homologación pertinentes para poder ser utilizado. ¿Pero en qué consisten estas pruebas?


Pues bien, comprueban que está todo en orden. Se analizan todas las maniobras un mínimo de dos veces para una mayor seguridad. Es importante controlar el comportamiento y conocer la respuesta de estas maniobras por lo que se graban desde distintos ángulos para ver si reaccionan como es debido y de este modo saber si son fiables.


Estas pruebas de las que hablamos consisten en: estudiar el inflado, los giros, el aterrizaje, el despegue, el comportamiento con acelerador, las barrenas y el parachutaje. Por supuesto, también sirven para resolver problemas de plegado tanto si es con acelerador como si no lo es.


En definitiva, comprobar si las características técnicas del parapente y el sistema de pilotaje funcionan correctamente. Obviamente este test, el cual se ha de pasar para que el parapente pueda ser homologado es realizado por un piloto experto.


Es este piloto quien según haya tenido que intervenir ante el comportamiento del parapente o que tras analizar cómo se desenvuelve durante el vuelo, decide si el parapente en cuestión está listo para ser homologado o no.


Esta homologación que determina los tipos de parapente se debe hacer atendiendo a las categorías o niveles que existen para asignar el tipo de vuelo al que va dirigido el parapente y también para qué tipo de piloto.


¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE PARAPENTE?

En Europa se rige por la normativa CEN (EN) que consiste en utilizar los siguientes niveles entre los fabricantes para catalogar los diferentes tipos de parapente, existen los niveles: A, B, C y D.


Parapentes Clase A – Principiante

Si quieres empezar, dentro de todos los tipos de parapente que hay, este es el adecuado. Aquí se aprenden los aspectos básicos e imprescindibles del vuelo. El nivel de dificultad es bajo, apto para principiantes. En cuanto a la seguridad del vuelo, este es muy seguro.


Si estás buscando aprender este deporte aéreo, este nivel es el perfecto para comenzar. También es ideal para aquellos que quieran disfrutar de vuelos tranquilos y observar el paisaje.


Parapentes Clase B – Intermedio

Son un poco más difíciles de pilotar que el anterior. Destinado para alumnos de escuela que ya han finalizado los cursos y quieren continuar.


Cuentan con un alto nivel de seguridad y son fáciles de pilotar. También aptos para pilotos que tienen mucha experiencia y quieren poner en práctica diferentes técnicas pero con seguridad.


Parapentes Clase C

Este es uno de los tipos de parapente que está indicado para pilotos que cuentan con práctica y que estén acostumbrados a volar habitualmente, al igual que aquellos que deseen un poco más de dificultad y vengan del nivel estándar fácil. Tienen que haber volado unas 100 horas al año aproximadamente.


Aunque este tipo de vuelos están en un nivel estándar, la dificultad es mayor que la anterior. El piloto debe tener un buen nivel para realizar este tipo de vuelo ya que exige mayor práctica.


Parapentes Clase D – Competición

Dentro de todos los tipos de parapente, esta modalidad es la que requiere un pilotaje profesional. Es el que mayor nivel de concentración y experiencia exige ya que está destinado a pilotos que compiten.


Se requiere un nivel experto ya que las técnicas empleadas son muy difíciles de maniobrar y ante un inconveniente recuperar el vuelo es complicado. Lo mismo ocurre ante un error de pilotaje. Por lo que hay que tener cuidado, seguridad y ser todo un experto en el parapente.